viernes, 17 de abril de 2009

(Ca)fé con gotas de espiritualidad

video

"En cada situación hago lo que siento que debería hacer, sin ningún remordimiento sobre el pasado, sin ninguna queja por el presente, sin ninguna expectación por el futuro; y sin culpar o condenar a nadie por nada, ni a mí ni a ningún otro.

En realidad, lo que ocurre es que nada ha estado jamás bajo el control de nadie. Siempre se ha hecho todo de acuerdo al deseo de Dios o la Ley Cósmica.

Desde que soy consciente de que ningún ser humano es capaz de hacer nada, mi actitud hacia los demás no ha vuelto a ser jamás la de la sospecha, el miedo o la rivalidad. Así estoy siempre libre de pecado y de culpa de mí mismo, y soy libre de la carga que suponen el odio, la envidia o la malicia hacia los demás.

Ahí reside la felicidad suprema, la tranquilidad de espíritu... Sukha- Shanti. Por supuesto, los sentimientos se presentan como reacciones biológicas condicionadas por los genes, pero el ego no tiene nada que hacer respecto a ellas".

Ramesh S. Balsekar

No hay comentarios: