domingo, 14 de septiembre de 2008

Noche en negro

… O noche retrospectiva, por seguir con mi tónica psicodélica y pseudointelectual.

Después de todo, quizá esto no sea más que un brote de lucidez intermitente, pero creo que comienzo a despertar de mi letargo fatal. De ese estado de ‘stand by’ que me ha paralizado y narcotizado hasta extremos insospechados.

He roto con el Destino. Definitivamente. He intentado escucharle y comprenderle. Me he esforzado en convivir con él durante todo este tiempo. Pero hasta aquí hemos llegado. Punto pelota. Tú a Boston y yo a California. Y no se hable más. Ya se ha reído suficiente de mí.

Paseando por una Gran Vía cortada y atestada de gente entusiasmada con la propia muchedumbre y las actividades posmodernistas en los edificios madrileños, entre fotógrafos improvisados y amantes de un humeante Starbucks a altas horas de la noche, caí en la cuenta de que me estaba dejando llevar por una corriente extraña y ajena a mis verdaderos deseos.

Me encontré libre y sin saber qué dirección tomar. Y cuando no sé exactamente a qué calle de qué número me dirijo, me desquicio y me pierdo. Te sacan un poquito del guión y ya está liada. A pedir sopitas. Pues no. Perderse es interesante. Debería salir más con el coche sólo para perderme por Madrid. Sí, meterme en un bochornoso atasco y salir de él airosa.

“Uuuhh… No sabe a dónde va, y de momento lo ha dejado todo atrás…”.

Luces chill out y cañas en los Kebab’s. La vida está esperando a que la sorprendas, a que la disfrutes, y tú te evades con historias del Renacentismo mientras esperas que el horóscopo te eche una mano. Inútil.

Llegados a este punto, creo que es un buen momento para parafrasear las palabras de mi sabia amiga Alondra Valle: “Sí… Era tu oportunidad… Pero bueno, las oportunidades no vienen solas, hay que darlas un empujonsito”.

En efecto, mi querida Alondra. Un empujonsito. Una huida hacia delante, pero con convicción y entusiasmo.

“Tengo ganas de enfrentarme a la vida de una puta vez ya, joder”, clama un becario previa retirada de la fatua y particular noche en negro mía.

Estamos programados para ser impasibles. No nos afecta el vómito ajeno en el metro ni aunque nos salpique a los zapatos (disculpadme, colectivos sensibles). Una chica, que probablemente viene de fiestuki, pierde el equilibrio y cae tontamente de la moto al parar en un semáforo en el paseo de la Castellana según mis seguramente erróneas coordenadas. Quizá esté borracha. O quizá no. El caso es que los que contemplamos la escena permanecemos ajenos e inmóviles. Ella se levanta y coge su moto y después, sale acelerada la primera. A comerse la ciudad. Dí que sí.

Amanece por fin en Seseña sin sustos ni sobresaltos, que no es poco. Creedme. El sargento ‘Pobedilla’ puede marcharse a casa tranquilo, ya ha terminado el turno. No más denuncias ni inspecciones oculares.

Al final, después de tantos rezos y tanta fe, después de tantas guerras por demostrar qué Dios es el mejor, resulta que todo ha sido un malentendido y que la religión es una interpretación equivocada de la… astrología. Sólo adoramos el Sol y sus ciclos.

Vaya. ¿Comprendéis ahora el motivo de mi enfado con el Destino y su séquito de ironías? Tiene un humor negro que, sinceramente, me exaspera.

De todos modos, Carpe Diem.

Pie de foto: Courtesy of Alberto Esponja. Gracie.

4 comentarios:

Saralegi dijo...

Andereño:

Esperaba con ansias tu próximo relato sobre la vida en la capital, y me choco de frente con un tema un tanto complicado: el destino.

Yo creo que el destino está escrito, pero también creo que se puede cambiar. Si no estas satisfecha con lo que te viene, carpetazo y a mirar para otro lado.

Tus palabras me han hecho recordar algo de lo que hablamos en nuestro último café... no se si habrás dado por finlaizado aquello que te preocupaba, o si por el contrario habrás decidido seguir para adelante con ese futuro. Hagas lo que hagas, estará bien hecho, lo sé Santana. Confío en ti.

Para cuándo el próximo café?

Amaiasan dijo...

Txe flaca!!! Qué linda!!
Eskerrik de nuevo por tus siempre agradecidos y constructivos comentarios!

Ese café no se hará esperar!! Yo quiero ir de compras y de copichuelas!! te apetece??

muxux

saralegi dijo...

Perfecto andereño!!

Lunes tarde?

Amaiasan dijo...

oks!! te llamo el domingo o el luns por la mañana, tengo muxas ganas de verte saralegi!!
podemos quedar en bilbo, aunque no kiero k te vayas sin probar un delicioso cóctel de un bareto totally 'good night and good luck' en Barakaldo, q aún queda algún garito decente, después de todo.

Ciao bella!!